miércoles, 6 de abril de 2011

Amanece que no es poco (1988)



Una delirante película de José Luis Cuera, surrealista y cáustica. El punto de partida es que Teodoro, un joven ingeniero español que trabaja como profesor en la Universidad de Oklahoma, regresa a España para disfrutar de un año sabático. Al llegar, descubre que Jimmy, su padre, ha matado a su madre. Para compensarlo de la pérdida y para poder realizar viajes de placer juntos, Jimmy le ha comprado a su hijo una moto con sidecar, una Vespa.

No hay comentarios: